Caster Semenya se coronó en los 800 metros y avivó la polémica

Share

La atleta sudafricana Caster Semenya ganó con facilidad el oro en la competencia de 800 metros planos y reavivó la polémica sobre el hiperandrogenismo.

Semenya, de 25 años, es considerada una atleta intersexual, llevó su récord personal hasta 1:55.28, derrotando a sus rivales más cercanas, Francine Niyonsaba, de Burundi, y Margaret Wambui de Kenya.

Después de ganar la medalla de plata en Londres hace cuatro años, la atleta había logrado tres de los cuatro tiempos más rápido en el mundo este año en 800 metros planos.

Antes de la carrera se especulaba que podría acabar con el récord más antiguo del atletismo, establecido por la checa Jarmila Kratochvilova en 1983, con 1:53.28 segundos, pero no lo logró.

Hace siete años, dado su extraordinario desempeño en las pistas, la atleta cayó bajo escrutinio.

Descartado el dopaje, fue obligada a someterse a pruebas de género para confirmar que se trataba efectivamente de una mujer, en un cuestionamiento público de su identidad sexual, y se detectó que padece hiperandrogenismo.

En otras palabras, el cuerpo de Semenya produce niveles de testosterona similares a los de los hombres, en una condición que se denominahiperandrogenismo.

Fue sometida a tratamiento de para reducir sus niveles de la hormona, y su desempeño sufrió. No bajaba de su marca de 1.55.45, establecida en Berlín, hasta este sábado en Río.

Pero la reclamación de otra atleta intersexual ante las autoridades deportivas eliminó el requisito de reducir los niveles de testosterona.

La norma quedó suspendida hasta julio de 2017 dejando a Semenya y a otras atletas intersexuales libres de correr sin restricciones.

La medida contribuyó a que la sudafricana haya tenido un gran año.

En abril, ganó las pruebas de 400m, 800m y 1.500m de las clasificatorias olímpicas sudafricanas el mismo día.

BBC MUNDO

Share